Fraude o Extorsión Telefónica

La Procuraduría General de Justicia del Estado Tamaulipas, ha iniciado acciones en atención a las denuncias de extorsión telefónica y secuestro psicológico vía telefónica. Ciudadanos han manifestado recibir llamadas donde solicitan determinada cantidad de dinero a fin de evitar que sean secuestrados o que un familiar esta secuestrado, además de requerir que el pago sea depositado en instituciones bancarias o empresas comerciales para que sea dejado en libertad.

Medidas que se Recomiendan:

  • Mantener la calma, escuchar con atención y no proporcionar mayores datos.
  • Si cuenta con identificador, anotar el número y la hora en que se registra la llamada, así como el nombre proporcionado por la persona que llamó.
  • Si no cuenta con identificador, solicite de inmediato a la compañía telefónica el registro de llamadas que pudieran ser determinantes en el éxito de la investigación.
  • En caso de existir amenaza de un familiar detenido, tratar de comunicarse de inmediato con éste o con conocidos.
  • En caso de extorsión o amenaza de secuestro, llame inmediatamente al 066 o al teléfono 01 834 31 847 00, o acuda a denunciar formalmente ante la Agencia del Ministerio Público Investigador, proporcionando todos los datos que logre recordar.

 

Modo de Operar


La extorsión telefónica por lo general es realizada desde otros Estados, en algunos casos de Tamaulipas, bajo el siguiente procedimiento:

1. Llaman al Teléfono de la víctima (empresas, domicilio particular y teléfono celulares).
Al contestar la víctima, lo intimidan diciéndole que lo tienen vigilado y si realiza movimiento que no lo autorice, atentarán contra su vida o la de un familiar

2. Le ordenan que recoja todo el efectivo disponible de su negocio o domicilio particular y se salgan sin cortar la llamada, dándoles instrucciones para que deposite el dinero en sucursales bancarias o comercios.

3. En algunas ocasiones le ordenan a la víctima se traslade a un hotel en el centro de su ciudad, se registre con otro nombre y diga que es de otro Estado, además de que su celular lo desarme, quitándole el chip y batería y no lo vuelva a usar, solo el que compró, por el cual seguirán recibiendo instrucciones .

Cuando se trata de menores de edad se le ordena que se trasladen a algún centro comercial donde debe permanecer con su teléfono apagado mientras los delincuentes contactan a la familia para pedir rescate, por lo que no debe obedecerse, los menores deben de comunicarse de inmediato con su familiar mas cercano para atenderlos

 

Mayor Información:
Procuraduría General de Justicia
Unidad de Atención y Servicios a la Comunidad
Av. José Sulaimán Chagnón, Entronque con Lbto. Naciones Unidas
Teléfonos:
 31 8 5100 Ext. 50147
Ir a Sala de Prensa

Últimas Noticias